Salmantinos en la capital de españa

La asociación de antiguos alumnos Alumni Universidad de Salamanca cuenta con 5.600 socios. “Nuestro objetivo es llegar en 2018, el año del VIII Centenario, a los 10.000, y convertirnos en la asociación más grande de España en universidades públicas”. El economista señala que la institución salmantina “tiene que abrirse y flexibilizar su gestión. Es necesario avanzar siendo más global, y acoger a muchos más estudiantes de otras ciudades y países”.

La Universidad de Salamanca fue una de las primeras en España en contar con una aso29 08 2016_La Gaceta de Salamanca_A  Alonso Regalado_ciación para agrupar a toda la comunidad universitaria. Sus orígenes se remontan al año 1963, cuando se constituyó durante el mandato del rector Alfonso Ballcells. Más de medio siglo después, la antigua ASUS, ahora convertida en Alumni Universidad de Salamanca, destaca por su apertura, renovación, globalidad, y el servicio continuo a sus socios. El presidente de su junta directiva, el economista salmantino Alberto Alonso Regalado, director general del Grupo Valía Asesores Financieros EAFI, miembro del Consejo Directivo de Economistas de España EAF-CGE, profesor del Instituto de Empresa y del Instituto de Estudios Bursátiles, accedió al cargo en junio de 2015. Regalado estudió en la institución charra la carrera de Economía entre 1995 y 1999, continuando los pasos de su padre, empleado de banca durante más de 40 años. Vecino del barrio del Oeste, se marchó de Salamanca tras licenciarse, pero mantiene fuerte su vínculo con la institución académica y con la ciudad.

¿Cómo ha sido este primer año de mandato?

El plan de los cuatro años de mandato, del 2015 al 2019, es el de renovar y globalizar una asociación, con más de 50 años de historia. Sus pilares y valores están muy asentados en la universidad, pero nos guiamos por el modelo americano. Alumni es ‘hija’ de la universidad, y tiene el apoyo total y continuo del rector, los vicerrectores y los decanos de las facultades, pero su gestión y su soberanía es independiente. Nuestra pretensión es ayudar a que Salamanca sea una universidad de referencia en España y en el extranjero, especialmente en Latinoamérica, por ello hay que invertir mucho en el nombre y la imagen de nuestra universidad.

¿Cuál es el sello de identidad de Alumni?

No es una agrupación exclusiva de antiguos alumnos. Es una asociación de toda la comunidad universitaria que nace desde la Universidad y engloba a todas aquellas personas en las que la USAL ha estado en sus vidas de alguna manera. Hay alumnos tanto de la universidad pública como de la Pontificia y de otras universidades, estudiantes, jubilados, funcionarios y profesores, y cualquier salmantino que quiera a la universidad y a su ciudad. Nuestra oficina de atención está situada en el edificio histórico de la Universidad.

¿Con cuántos socios cuenta la asociación?

En los últimos meses hemos pasado de 3.200 a 5.600 socios. Hemos crecido en torno al 60% en un solo año, y nuestro objetivo es llegar en 2018, el año del VIII centenario, a 10.000 socios, convirtiéndonos en la asociación más grande de España en universidades públicas. Lógicamente el aumento de socios ha conllevado la duplicación de los ingresos. Para los estudiantes que terminan la carrera, los dos primeros años son gratuitos. Los licenciados abonan 24 euros al año, los que buscan beneficios mayores pagan 60 euros, y hay una cuota extraordinaria de 2.018 euros que únicamente la han abonado hasta el momento tres personas

¿Cuál es la clave de este importante crecimiento? 

Estamos muy satisfechos con las cifras porque aumentamos una media de 200 socios al mes. La clave está principalmente en la fuerte inversión que hemos hecho en redes sociales y en una nueva web. La aceptación ‘on line’ ha sido muy buena. Nos llegan mensajes desde todas las partes del mundo interesándose por la Universidad de Salamanca.

¿Cuántos ‘alumni’ trabajan en la capital? 

Es muy complicado de saber, pero calculamos que en torno al 20%. Madrid es el primer pueblo de Salamanca. En la capital viven unos 35.000 salmantinos. Después de Salamanca es nuestro principal foco de interés, por lo que queremos que la asociación tenga una presencia bien visible.

¿Por qué un alto porcentaje de licenciados se marcha de Salamanca tras finalizar su carrera?

Cómo decisión, es muy bueno que los salmantinos y los estudiantes de nuestra universidad vayan a Madrid, a otras ciudades o a otros países para completar su formación. El problema no es que se marchen, es que no vuelvan y no sea posible que regresen a Salamanca a ejercer su profesión tras todo el aprendizaje recibido y la experiencia adquirida. Es un gran potencial de capital humano perdido, y esto afecta negativamente al desarrollo de Salamanca.

¿Qué alicientes se les puede dar para conseguir que vuelvan?

Es lamentable que se haya perdido el sistema financiero de Salamanca. El no tener una entidad de Salamanca o de Castilla y León con la toma de decisiones en nuestro entorno, supone una gran pérdida económica y de capacidad para la ciudad y la región. Tampoco la provincia cuenta con un colegio de economistas como sí tienen otras. Sin tener una estructura financiera propia va a ser muy difícil que Salamanca tenga un desarrollo fuerte y que pueda recuperar el capital humano perdido. Sería importante que un grupo de empresarios con capacidad, junto con el apoyo de las instituciones, fomenten un tejido económico, industrial y tecnológico fuerte.

El pasado 7 de abril se realizó la presentación en Madrid. ¿Cuál será el acto central del curso 2016/2017?

En Salamanca se hará, a principio de octubre, por un lado, el acto de nombramiento como socios de honor al ex seleccionador nacional Vicente del Bosque y al investigador Ignacio Garmendia, y también un evento especial sobre el mundo de la empresa y el deporte con Antonio Huertas y Vicente del Bosque.

¿Cuál va a ser el papel de Alumni en el VIII centenario de la Universidad?

Tenemos planteados tres objetivos principales: ayudar a captar recursos para los actos que se celebren en 2018, convocar todos los congresos sectoriales posibles y las reuniones de Alumni España en Salamanca, y organizar celebraciones especiales para todos aquellos licenciados que ese año celebren sus ‘bodas’ de fin de carrera.

Fuera de España,¿qué implantación tiene la asociación?

Alumni quiere seguir los pasos de la universidad y conseguir una proyección internacional para estar presente en todas aquellas partes en las que haya personas que tengan un sentimiento de pertenencia hacia la institución académica salmantina. El plan se basa, entre otras cuestiones, en crear capítulos o grupos de miembros en colegios mayores, ciudades españolas y en diferentes países, además de que haya embajadores especiales que representen a Alumni y organicen encuentros entre los socios. De este modo se difunde la imagen de Salamanca por todo el mundo y capta a jóvenes extranjeros interesados en realizar una estancia en nuestro país.

¿Qué pasos debería dar la Universidad para incrementar su alumnado?

Sin duda, abrirse más. Es bueno ser menos endogámico y no tan localista. La Universidad de Salamanca debe ser global, y es bueno que acoja a estudiantes de otras ciudades y países. De hecho, sería bueno que vinieran muchos más. Enriquece la experiencia universitaria.

Director general del Grupo Valía Asesores, ¿es un milagro montar hoy en día una empresa y qué funcione?

No es fácil por las trabas administrativas, la carga impositiva y las estructuras laborales poco flexibles, pero tampoco se puede considerar un milagro. Si se trabaja con constancia, equilibrio financiero, mucha dedicación y se tiene cierta visión sobre las necesidades que hay en cada momento, es posible hacer funcionar una empresa.

Los estudiantes hace unos años buscaban la estabilidad laboral siendo funcionarios, pero ahora ha aumentado el interés por montar un negocio. ¿Qué opina?

Todas las opciones son aceptables. En los últimos años hay una moda provocada por la promoción del emprendimiento tanto desde las instituciones como a través de programas de televisión. Montar una empresa es muy duro por los riesgos personales que se corren y el esfuerzo que conlleva. Sólo un porcentaje reducido se anima a abrir su propia empresa, y de estos hay un pequeño porcentaje que consigue tener un proyecto consistente y sólido a largo plazo. No hay que olvidar que aproximadamente el 70% de las empresas, y especialmente las de menor tamaño, cierran antes del quinto año de vida.

¿La presión fiscal es el mayor obstáculo?

Sin duda la carga impositiva va muy unida a la creación de empleo. Si a una empresa, sobre todo a las pymes, se le reducen los impuestos es muy probable que contrate nuevos empleados. Además, el peso de la financiación bancaria representa casi el 80% del total de los recursos ajenos de las empresas, lo que conlleva que las pymes dependan en gran medida del crédito del sistema bancario, y no tanto de los mercados de capitales, con lo cual hay una mayor dependencia bilateral y si los bancos no dan crédito, el sistema económico se estrangula.

¿Qué está fallando para que no llegue el crédito a las empresas?

Es fundamental cambiar la forma de analizar las operaciones de financiación por parte de las entidades. Después de la crisis, los criterios de análisis de riesgo se han quedado obsoletos. Hay que ir hacia un mayor análisis del futuro negocio, del valor real que crean las empresas y de los flujos de caja que conseguirá con su posicionamiento. También es necesario apoyar la entrada de capitales privados mediante leyes que mejoren la fiscalidad y el tratamiento a este tipo de inversores en nuestro país.

¿España ha salido de la crisis o estamos viviendo un espejismo?

Salimos a finales del 2014. España en 2015 ya creció un 3%, y este año crecerá por encima del 2,5%. Hemos crecido el doble que otros países europeos. Ese dato demuestra que hemos salido de la recesión. Lo que ocurre es que ha crecido la desigualdad social, y salida de la crisis ha sido asimétrica, por lo que existen muchas familias en situación de ahogo económico. Hay que fomentar el apoyo institucional y facilitar la consecución de empleo a estas familias.29 08 2016_La Gaceta de Salamanca

Sharing is caring!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*