La innovación y el emprendimiento crecen en España debido al estímulo europeo

 

España está a la cabeza en la recepción de inversión de la Unión Europea para PYMES, según los datos de Horizonte 2020, convirtiéndose en foco de innovación por el estímulo de este programa de financiación comunitaria para emprendedores.

Esto implica que ‘’en España sí que hay talento y una innovación muy válida, la que nace con pocos medios y es capaz de inventar a bajo coste’’ sostiene Juan Manuel Revuelta, director general de Finnova.

Finnova, fundación europea presente en Andalucía, País Vasco, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid, se orienta a tres objetivos; la innovación en ayuntamientos y diputaciones, la aceleración de emprendedores españoles y la formación de jóvenes.

En total, Instrumento PYME ha invertido hasta la fecha 212,46 millones de euros en proyectos españoles de emprendimiento, por 130 millones en británicos y 117,6 millones en italianos.

Revuelta considera que la crisis ‘’nos ha dado cierta dosis de realismo’’ y apunta que con anterioridad había ‘’muchos recursos mal utilizados’’.

El director general de Finnova también menciona que la innovación se ha convertido en un valor positivo en España y que muchas empresas ‘’han interiorizado la necesidad de la innovación’’.

Revuelta opina que uno de los problemas derivados de esos antiguos valores es la falta de más inversión en innovación por parte del sector privado, ya que el dinero «no sólo puede venir de fuentes públicas».

«España reúne muchas condiciones, aunque todavía tenemos que mejorar mucho las universidades, ya que no están orientadas a trabajar con el sector privado ni a que la investigación sirva al mundo real».

Finnova también implementa los premios Startup Europe de la Comisión Europea (CE), una iniciativa que apoya los valores del emprendimiento en Europa y que este año galardonó a dos empresas españolas, Waynabox y APSU, en las categorías de Turismo y Agua.

«Un país no puede ser sólo de funcionarios y empleados, alguien tiene que jugársela montando empresas que creen empleos. Ser empresario es un valor positivo», defiende.

Revuelta alabó las estrategias de especialización inteligentes ideadas por la CE, como el proceso RIS3, mediante el cual se vincula el uso de los fondos estructurales a las características «autodefinidas» de cada región, con el objetivo de potenciar la innovación y el desarrollo en función de las actividades locales.

La formación es otra vertiente a la que Finnova dedica «muchos esfuerzos», centrados especialmente en «convencer al sector público de la necesidad de formar a gente joven en temas europeos».

«Formar a la gente a nivel internacional en la capital de Europa puede contribuir a la modernización y a las oportunidades en España. Se trata de formar un talento que puede retornar», explica, y añade que «cuantos más españoles haya dentro de la UE habrá una visión más sensible a nuestros problemas».

Fuente: Expansión

Sharing is caring!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR