La gestión del talento como motor de negocio

 

El mercado laboral se transforma a un ritmo vertiginoso. El Boletín Trimestral del Empleo en las Pymes sostiene que en el año 2017 se generarán en España 500.000 puestos de trabajo, acompañado de un incremento del PIB. Estos datos evidencian una recuperación económica que seguirá consolidándose.

Las compañías comienzan a entender el impacto positivo de contar con un equipo de empleados cualificados, comprometidos e involucrados con las metas de la organización. El departamento de recursos humanos o de personas, se ha convertido, por ello, en un área fundamental en las organizaciones que deberá fomentar la retención, la captación y el desarrollo de talento, y a su vez, llevar a cabo planes de formación para incrementar la empleabilidad y mejorar la competitividad de las mismas.

Es por ello que entre las habilidades más buscadas, destacarán las multidisciplinares. Los perfiles más solicitados serán aquellos en los que el profesional sea capaz de realizar distintas funciones, esté incorporado al mundo digital y cuente con competencias profesionales como adaptabilidad y flexibilidad. Las empresas apostarán por la consolidación de equipos competentes que sean capaces de llevar a cabo proyectos de manera colectiva y participativa.

Un aspecto a tener en cuenta es la retención del talento. Es fundamental que las empresas destinen tiempo y recursos al impulso de la empleabilidad. Para ello, deberán poner en marcha planes de carrera que aporte nuevos conocimientos y un valor añadido a los equipos, y en definitiva, a la empresa.  Pero, ¿por qué es importante que las empresas inviertan tiempo y recursos en desarrollar de manera integral a sus trabajadores?

Sin duda, esto supone una serie de ventajas para las organizaciones, tales como el fomento de una cultura de consecución de los objetivos organizacionales, mayor rendimiento, mejora de la cultura organizacional y el clima de trabajo, mayor satisfacción laboral, disminución de la rotación de personal o retención del talento, como ya hemos mencionado.

Por otro lado, se impulsará el liderazgo femenino. Se desarrollarán medidas para promover y facilitar el posicionamiento de mujeres en puestos relacionados con la toma de decisiones.

Las empresas y los departamentos de recursos humanos deberán incorporarse al cambio digital, transformando algunos de sus procesos con nuevas herramientas tecnológicas. Cabe destacar el uso de Big Data o la nube.

En definitiva, las empresas deberán apostar por una gestión estratégica de los recursos humanos, asumiendo el papel cada vez más relevante del factor humano y el talento en las organizaciones.

Sharing is caring!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*