La Bolsa española es favorita para la segunda parte del año

 

El Ibex sube un 17% en el año y lidera las ganancias de Europa. A nivel mundial, ocupa el puesto 24 entre los índices que mejor se comportan en 2017 y su escalada podría continuar hasta los 12.000 puntos, según los expertos. A su favor juegan las previsiones económicas de España, su atractiva rentabilidad por dividendo y la mejora de los resultados.

La Bolsa española tiene buenas cartas para ganar la partida de la rentabilidad en la segunda mitad de este año. Tras acumular un avance superior al 17% desde el inicio de enero, se está tomando un respiro en las últimas sesiones.

Ramón Forcada, director del departamento de análisis de Bankinter, dice que el índice está viviendo un periodo de consolidación, que puede prolongarse en el corto plazo. «Creemos que la segunda parte del año será probablemente de consolidación antes que de subidas parecidas a las que vienen produciéndose desde noviembre 2016», afirma.

Otros expertos se muestran más optimistas y creen que el Ibex tiene todas las papeletas para seguir brillando. Por ello, «no es descabellado pensar en que en el medio plazo podría ir a buscar los 11.500 o los 12.000 puntos», asegura Nicolás López, de M&G Valores.

El índice no alcanza el nivel de los 12.000 desde el pasado enero de 2010. De conseguir reconquistarlo, supondría un avance del 9,5% adicional y acabaría el ejercicio con un alza del 28%. De ser así, firmaría su mejor año desde 2009 (ejercicio en el que subió un 29,84%).

Podemos hablar de cinco motivos que justifican que el Ibex siga siendo una opción favorita para la segunda parte del año:

1-Rezagado frente a otros índices: Los analistas recuerdan que pese a la buena marcha del Ibex este año, ha sido el índice más penalizado de Europa en la crisis. Desde el inicio de las turbulencias, en 2007, acumula un descenso del 22%, un comportamiento muy dispar al 92% que se anota el Dax alemán o a la leve caída que registra el Ftse británico, del 4% en el periodo.

«La subida con la que el Ibex alcanzó sus máximos históricos en noviembre de 2007, en los 15.945 puntos, se produjo de una manera vertical y en unas circunstancias completamente diferentes. Entonces, la economía se encontraba inmersa en un ciclo expansivo, mientras que ahora viene de una dura corrección económica», explica Victoria Torre, de Self Bank.

Por este motivo, «mientras el Dax y el Ftse encuentran en zonas récord, el Ibex está muy lejos de máximos, y es que hay que tener presente, que dichas economías vienen de distintas situaciones en los últimos años y cuentan con potenciales más limitados», afirma Joaquín Robles, analista de XTB.

2-El tirón de la banca: El sector financiero ha sido el gran aliado del Ibex en 2017. En total, la banca tiene un peso del 33% en el selectivo español. Sin tener en cuenta la caída que acumulaba Banco Popular antes de su intervención (del 65%), las subidas de las otras seis entidades oscilan entre el 10% de Bankia y el 33% de Sabadell.

Los expertos aseguran que aunque su escalada puede perder fuerza porque ya han corrido mucho (suben entre un 50% y un 130% desde finales del verano), seguirán manteniendo su buen tono en el parqué, lo que ayudará al selectivo español los próximos meses.

«Un cambio en el discurso del BCE, incluso que llegase a pensar en mover la tasa de depósito, o una revisión al alza en las estimaciones de beneficios, podrían sacar de la atonía al sector bancario, que tras un fuerte empuje está tomándose un respiro», afirma Virginia Pérez, de Tressis.

Victoria Torre, de Self Bank dice que la expectativa de un cambio en la política monetaria de Europa en 2018 seguirá impulsando al sector. Con ella, «los bancos experimentarán mejoras en su margen de interés, ya que al subir tipos, el BCE favorecerá el diferencial entre lo que pagan las entidades por sus depósitos y lo que cobran por los préstamos que conceden», explica.

En este contexto, el banco del Ibex que cuenta con mejores recomendaciones es CaixaBank, ya que un 80% de los analistas aconseja comprar o mantener en cartera. Santander es el que tiene un mayor potencial alcista, del 5%, según el consenso consultado por Bloomberg.

3-La recuperación económica: La buena  marcha económica es uno de los cimientos de la Bolsa española. Ha logrado afianzar el crecimiento por tercer año consecutivo y registrar un repunte en la inflación hasta el 1,9%, que le permite cumplir con los estándares del BCE cercanos al 2%.

Los pronósticos para final de año son muy buenos, según los expertos, que esperan que España crezca a un ritmo del 2,8%, según el panel de Funcas. Firmas como Solchaga Recio & Asociados, BBVA Research y AFI son aún más optimistas y esperan que el PIB aumente entre un 3% y un 3,1% en 2017.

El mismo Gobierno dijo esta semana que subirá también su pronóstico en los próximos días, tras conocer que la OCDE también confía en un crecimiento del 2,8% para este año. «Todo ello juega a favor de la Bolsa», apuntan desde XTB.

4-Beneficios al alza: La recuperación económica está calando de lleno en los resultados de las cotizadas. Este ejercicio, se espera que las compañías del Ibex ganen 43.782 millones de euros, un 21% más que un año antes, gracias a la mejora de la situación en España. Y este aspecto, seguirá dando gasolina al selectivo español, según los expertos.

Además, este aspecto hace que la Bolsa española cotice a ratios atractivos en términos de PER (relación precio/beneficio por acción). Esta ratio, que se mide en veces, indica si un valor o índice está caro o barato en función de las perspectivas de beneficios futuros. Sirve para compararlo con sus competidores y es mejor cuanto más baja.

El PER previsto para este ejercicio es de 18 veces. «A pesar de los actuales niveles del Ibex, las compañías que lo comprenden cotizan a precios bastante atractivos. Los principales índices europeos se mueven en ratios superiores a los del selectivo español», dice Torre.

En este contexto, IAG, Arcelor y Repsol son los valores más baratos de la Bolsa en términos de PER, al cotizar a entre 7 y 11 veces. Es uno de los motivos que les convierten en buenas oportunidades de inversión, según los expertos, que les dan un potencial alcista de entre el 5% y el 41%.

5- Rentabilidad por dividendo: Un motivo diferenciador del Ibex que le destacar frente a otras Bolsas es la atractiva política de retribución al accionista. En 2017, la rentabilidad por dividendo del selectivo será de casi el 4%, la más elevada de Europa y EEUU.

Y es que las compañías están aprovechando la mejora de sus negocios para mimar a sus inversores. De media, las cotizadas del Ibex incrementarán sus dividendos un 7% con cargo a 2017, según el consenso de analistas consultado por Bloomberg. En conjunto, las 35 compañías del Ibex abonarán 19.400 millones de euros a sus accionistas.

De todas ellas, Meliá, Merlin y Gamesa son las que darán mayores alegrías a sus accionistas, ya que podrían elevar su retribución entre un 20% y un 45% con cargo a los resultados de 2017

Desde el punto de vista de Forcada, de Bankinter, los próximos meses podría haber una rotación de sectores. «Esta tendencia está teniendo ya lugar y la inversión está cambiando desde las compañías con más riesgo y crecimiento hacia las que ofrecen más valor y tienen un atractivo dividendo», aseguro. En este contexto, confía en que empresas de alta rentabilidad por dividendo como Abertis (5%) o Saeta Yield (7,8%) podrían salir favorecidas.

Fuente: Expansión

 

 

 

Sharing is caring!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*