Ideas de negocio innovadoras

En la actualidad la creatividad y las ideas innovadoras están más demandadas que nunca, convirtiéndose en un factor determinante para asegurar el éxito a la hora de desarrollar un negocio. Hoy en día es elevado el número de empresas que apuestan por desarrollar ideas de este tipo. Estas son algunas de ellas:

Higherme, una plataforma para reclutar candidatos teniendo en cuenta solo las habilidades que busca la empresa.  Por otro lado, SmartHires recluta de una manera más tradicional talento en IT, combinando la selección tradicional y las pruebas prácticas, pero que cuando un candidato no encaja y tiene potencial lo recomiendan a otras compañías que estén dentro del mismo portafolio de negocios.

BoxEver es otra idea de negocio innovadora. Aunque el Big Data no es nada nuevo, una agencia de marketing especializada en big data para un sector muy concreto (el turismo), sí lo es. Esta empresa ha diseñado un software propio de marketing predictivo que combina herramientas de CRM, analítica web y soluciones de marketing multicanal para hacer upselling y reselling. La herramienta permite la recolección e integración de datos procedentes de múltiples canales, como tiendas físicas, call centers, dispositivos móviles, comercio electrónico o medios sociales, en tiempo real.

TreeHouse propone productos de bricolaje sostenible (para ahorrar agua, para asegurar que toda la casa está bien aislada, vende pintura no-tóxica, tratamientos de maderas ecológicos…) a través de una pequeña cadena de tiendas que ofrecen consultoría gratuita a domicilio los clientes para asesorarles in situ sobre cómo y qué productos le interesan para hacer una reforma, pintar, etc. Cada vez que se reserva una estas citas, gratuitas insistimos, y sin compromiso de compra, que todo hay que decirlo, ofrecen un descuento de 50 dólares en la siguiente compra en su tienda. Esta asesoría también la hacen en tienda.

StockX, por su parte, es un mercado de productos de segunda mano de alta calidad que ofrece información sobre la evolución de los precios de los productos, a los que trata como si fueran acciones, extraída de distintas fuentes: distintas tiendas online, marketplaces, apps, tiendas físicas… para hacerse una idea de a qué precio tendrías que comprar o vender, y permite comprar y vender a través de su plataforma. Han empezado con las zapatillas deportivas, pero tienen idea de ofrecer todo tipo de productos de segunda mano de calidad.

Alfred es una startup que se ocupa de las tareas domésticas; hacer la colada, realizar la compra, recoger paquetes, etc. Dispone de una tarifa plana semanal de 59 dólares, incluyendo limpieza dos veces por semana y colada una vez a la semana.

HiCommon y Roam.  Era más que lógico –desde un punto de vista empresarial– que al co-working le siguiera el co-living, la reinvención de los hoteles distribuidos: redes de apartamentos a las que se accede mediante una tarifa mensual con todo incluido (limpieza, lavandería, WiFi, aparatos de cocina y un espacio para trabajar). Son edificios modernos, con un toquecillo hipster (al menos, de momento) en emplazamientos atractivos. Lo proponen Common y Roam a partir de 1.500 dólares la primera y 1.600 dólares la segunda.

La primera empresa se dirige a estudiantes recién salidos de la universidad que están buscando su primer apartamento después de encontrar su primer trabajo (piensa en que estos precios son para EE UU y que, de momento, sólo ofrecen estancias en Nueva York) y para nómadas digitales que pueden trabajar desde cualquier punto.

La segunda a parejas que quieren pasar un año sabático viviendo en varias ciudades exóticas (en Ubud, por ejemplo, en Bali, Indonesia). Toda una salida para el sector inmobiliario.

Fuente: Emprendedores.es

Sharing is caring!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*